Miles de personas tienen la costumbre de dormir con su teléfono junto a la cama, y lo primero que hacen cuando despiertan es tomarlo y revisar el correo, Facebook, Instagram y otras redes sociales.

Somos tan adictos al celular que, de acuerdo al Pew Research Center, el 67% de las personas que tienen teléfono celular están revisándolo constantemente, incluso si no está sonando o vibrando. De acuerdo con diversos investigadores británicos, este factor puede propiciar ansiedad y estrés.

Ciertamente no es la mejor forma de iniciar el día.

Lo que recomendamos es que te desconectes de tus aparatos y conectarte con tus seres queridos cara a cara. Esto significa no celulares, tablets, computadoras o televisión.

Convierte esta hora en algo especial, incluso si es sólo por 10 ó 15 minutos. Esto te ayudará a profundizar en tus relaciones.

Y si vives solo, aprovecha este tiempo para meditar, leer o simplemente consentirte con un rico desayuno o una ducha. 

Inténtalo y cuéntanos cómo te fue. ¡Tu cuerpo y mente te lo agradecerán!